Inicio > Espejeos, Micromundos > La señal

La señal

Ghost bride

 
 
 

Después de prometerse amor más allá de la vida, sellaron en un contrato firmado con su sangre el juramento de avisar al otro que la existencia continúa más allá de la muerte, quien fuera de los dos que partiera primero, esbozando cualquier signo, dejando algún rastro que el otro pudiera interpretar, tal vez ambigüo y borroso pero reconocible. Pasaron tres décadas y ella falleció, aunque él no se acordó de aquel antiguo juramento de juventud, extenuado como estaba por un dolor que condenaba todo futuro.
Una tarde, mientras desempolvaba viejos cajones, encontró el pliego amarillento en que ambos jóvenes se habían mirado arrobados como a través del espejo de la muerte, desde una primavera oscurecida por los años. Leyó el texto, más con una sensación de confinamiento o destierro, de lejanía infranqueable hacia otras épocas, que con apagada nostalgia. Al pie de página, encontró su propia firma de un rojo quebradizo, como polvo adherido en una forma caprichosa. Pero por mucho que buscó, no encontró la rúbrica de ella.

Anuncios
Categorías:Espejeos, Micromundos
  1. 9 noviembre 2015 en 2:19 am

    La interpretación al leerlo en voz alta se diversificó y aún mas al releerlo. Una nueva imagen surgió del mismo texto. Felicidades, está genial.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: